Infoxicación

Infoxicación, el problema que impide que tus comunicaciones “lleguen”

¿Sientes que tus comunicaciones no tienen éxito? ¿Intentas comunicarte con tu público objetivo pero no consigues buenos resultados? Seguramente no estés teniendo en cuenta que en la actualidad todos estamos expuestos a una sobrecarga informativa o infoxicación, que es la mezcla de dos palabras: “información” e “intoxicación”. Dicho término hace alusión a la cantidad de datos e informaciones a los que estamos expuestos a través de los diferentes medios digitales o convencionales.

En un mundo sobrecargado de datos procedentes de diversas fuentes, el marketing adquiere un papel fundamental. Por lo que si tienes una empresa o un proyecto, lo que te vamos a contar a continuación te interesa. 

 

Tu público objetivo tiene infoxicación, ¡sé empático! 

Tu cliente ideal  tiene necesidades que debe satisfacer, y en la búsqueda de información, se topa de bruces con una gran cantidad de datos que en ocasiones le desorienta y en muchas otras le hace adquirir una actitud pasiva y de rechazo. El individuo no quiere información que no pueda aprovechar o que le aleje de su objetivo, porque en este caso es él quién al sentirse abrumado deja de lado ambos tipos de informaciones: la relevante y la que no. El marketing en este caso debe trabajar para conocer más de cerca a su público objetivo, generando así contenido de valor adaptado. 

A continuación, te dejamos algunas claves que todo profesional del marketing debe conocer para saber a quién vas a dirigir tu contenido para que no sobresature al público y caiga en saco roto.

 

4 Claves para segmentar a tu público

  1. Saber cuáles son sus necesidades y si están relacionadas con lo que tú puedes ofrecer.
  2. Conocer sus características personales como edad, sexo, hobbies, situación geográfica o cultura.
  3. Conocer su nivel socioeconómico.
  4. Y, especialmente, conocer sus intereses, valores, motivaciones y frustraciones. 

Una vez conocidas las características propias del público al que nos vamos a dirigir, un siguiente paso que no es de obligado cumplimiento pero sí que ayuda, sería crear el perfil de tu buyer persona o lo que es lo mismo, el cliente ideal. Debe ser redactado en primera persona y debe reflejar todas las características anteriormente nombradas. 

Tip: ¡Ponle nombre y apellido para empatizar aún más!

 

¿Qué vamos a conseguir con esto? 

Con esta investigación previa seremos capaces de crear la información que resulte interesante y relevante para el receptor. De esta manera habrá más posibilidades de que ese receptor se convierta en futuro comprador o consumidor, pues habremos reducido al mínimo la información no relevante para él.

En una sociedad en la que los estímulos informacionales llegan a los individuos desde muy diversas fuentes y maneras e incluso de manera inverosímil, resulta cada vez más importante crear contenido a medida de cada individuo. Lo que para los profesionales del marketing requiere un plus en el trabajo, va a generar un beneficio a largo plazo que nos va a ayudar a diferenciarnos y a llegar de una manera más ética y directa a nuestro público. Vamos a conseguir así una ventaja más y es la fidelización de nuestro público. Si el individuo recibe por tu parte información con la que se identifica y además le resulta interesante lo que le ofreces tendrás más posibilidades de que este vuelva a confiar en tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.